Por Jeremy Love, Abogado de Inmigración
30 de octubre, 2015

En reconocimiento al mes de octubre, Mes de la Concientización contra la Violencia Doméstica, quiero escribir sobre las opciones que existen para arreglar el estado migratorio de estas víctimas. 
 
¿Qué es la violencia doméstica? 
La violencia doméstica es cuando una persona ejerce dominio y control sobre la otra persona en una relación íntima.  Es un patrón de comportamiento en el que una persona utiliza la violencia física, la coerción, la amenaza, la intimidación, el aislamiento y el abuso emocional, sexual o económico para controlar o cambiar el comportamiento de la otra persona en una relación.

En el año 2000, el Congreso de EEUU pasó la Ley de Violencia contra la Mujer (VAWA, por sus siglas en inglés) proveyendo a las víctimas de delitos algunos caminos para recibir un estatus legal.

Por: Jeremy B. Love, Abogado de Inmigración

30 de enero 2016

Con las siempre importantes elecciones presidenciales acercándose en noviembre, los residentes permanentes necesitan comenzar su proceso de naturalización ahora, si es que desean que su opinión, acerca de quién será nuestro próximo presidente, cuente.

El futuro de asuntos como la Acción Diferida para Jóvenes (DACA) y el uso de redadas migratorias, quedan en manos del presidente que sea electo en noviembre.  Solo ciudadanos americanos pueden votar por el presidente y el proceso de naturalización  puede tomar varios meses, por lo tanto, yo recomiendo comenzar con el proceso en o antes de finales de febrero.

¿Quién es elegible?

El proceso de naturalización  esta disponible para residentes permanentes que han sido residentes por al menos cuatro años y nueve meses.  Ese requisito cambia a dos años y nueve meses si están casados con un ciudadano.  Los solicitantes tienen que tener por lo menos 18 años de edad y mostrar buen carácter moral.